miércoles, 8 de diciembre de 2010

De todos los maravillosos días de sol, siempre lloverá en alguno. Cuando veas el cielo negro, la tormenta en el horizonte, y cuando el viento se lleve toda tu alegría, habrá alguien ahí para sacar un rayo de luz, y para crear una brisa suave que te la devuelva.
Ese alguien eres tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario